BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Últimas Noticias
Home / Programas Islas Griegas / Corfu-Lefkada-Kefalonia y Zakinthos
Melissani-cave

Corfu-Lefkada-Kefalonia y Zakinthos

Grecia, Islas Jónicas

Las islas jónicas, son un conjunto de islas que forman un archipiélago del mismo nombre y se encuentran frente a las costas noroccidentales de la Grecia continental y peninsular. Se conocen también, según la tradición, por las siete islas “Heptanesos”. Aunque el archipiélago incluye muchas otras islas pequeñas, siendo las principales, Corfú, Paxos, Leucas “lefcada”, Ítaca, Cefalonia y Zante.

Corfú

Corfú, la verde isla de los feacios*, última parada de Ulises en su camino hacia Ítaca, es la más conocida de las Islas Jónicas.

Su elegancia y su gracia se deben al poso dejado por las diversas civilizaciones que han ido pasando por la isla y a las bellezas naturales de que está dotada.

Se trata de una isla cosmopolita donde puede combinarse el descanso con la diversión y la intensa vida nocturna, pues como centro internacional que es, responde a las exigencias del visitante más exigente.

La capital de la Isla es Corfú (Kerkira). Construida sobre una estrecha franja de tierra que penetra en el mar, se divide en dos sectores, al norte y al sur. En el extremo nordeste se encuentra la fortaleza veneciana, aislada por un foso defensivo artificial llamado “Contra Fosa”. La ciudad de CORFO está compuesta de elementos absolutamente dispares, restos de culturas diferentes. La imagen que ofrece es cautivadora: anchas calles y grandes plazas, como la popular “Apianada” (explanada”, estrechos callejones empedrados, casas con marcado sabor italiano, mansiones inglesas de estilo georgiano, arcadas, soportales, iglesias bizantinas, monumentos venecianos, balcones con barandillas de hierro forjado y ventanas con celosía.

Pueblo de origen mítico de la isla de Corfú.
Monumentos y museos de la ciudad

El museo arqueológico, el museo bizantino, instalado en la iglesia de Nuestra Señora “ Andivuniotisa”, el museo de arte asiático, el ayuntamiento, excelente muestra de arquitectura veneciana, construido en 1663. La iglesia bizantina de los Santos Jasón y Sosiàter (S.XII) con sus valiosos frescos, la iglesia de San Espiridon que, además de notables iconos, posee una colección de exvotos en plata y oro de los devotos del santo y la fortaleza nueva, construida entre 1576 y 1588. En la barriada de Manduki, en las afueras de la ciudad, se encuentra el monasterio de Platitera, con excepcionales iconos de época post-bizantina.

Lugares de interés de la isla de Corfú

A 26 kms, al oeste de la capital, se encuentra Paleokastritsa, pequeño paraiso terrenal, con limpias aguas cristalinas, calas pintorescas y vegentación que llega al mar.

Cerca de Paleokastritsa está Anguelokastro, el castillo del Ángel, fortaleza bizantina del siglo XII.

A 13 kms, al oeste de la ciudad de Corfú se alza la rocosa colina de Pélekas, desde cuya cima puede disfrutar, según dicen los porfiotas, de la más sorprendente puesta de sol.

No muy lejos de Pélekas, en el valle de Ropa, se encuentra un capo campo de golf.

Kanoni, a 4 kms al sur, se encuentra uno de los lugares más atractivos de la isla. Una estrecha lengua de tierra conduce hasta el monasterio de Vlajernes. Desde allí puede visitarse en barca, el islote llamado “Pondikonisi” y su ermita del siglo XII.

En Gasturi (Gastouri) se encuentra el “Aguileión”, palacete estival de la emperatriz Isabel de Austria (la famosa “Sissi”). Algunas de sus salas albergan un pequeño museo.

Al norte de la isla se pueden visitar Sidari y roda, con espléndidas playas de arena.

Desde Sidari se puede acceder a las pintorescas islas de Ozoni (Othoni). Erikusa (Erikoussa) y Mazrani (Mathrani). Las calas resguardas son ideales para bañarse y tomar el sol.

Corfú sigue manteniendo vivos aspectos tradicionales como por ejemplo el traje popular femenino, presente en sus pueblos y celebraciones. En las tiendas encontrará muestras de arte popular, tejidos y bordados, objetos de madera, utensilios de plata y joyas.
Una de las playas de Lefkada
Lefkada-LEFKAS_LEUCADE

Islas del mar jónico

(Leucade_Leukade_Leucada_Lefkada_Lefkace_Lefkas o Lefcas),

Para llegar a Léucade no es necesario viajar en barco. Puede llegar rápidamente a la isla en coche, atravesando el estrecho canal que separa la isla de las costas de Acarmania, si tiene transporte o alquila uno, pero si realiza un circuito entre islas, es más económico adquirir los billetes de barco en las mismas.

Se dice que es que tiempos remotos de miles de años, la isla estaba unida a la Grecia continental. Otros cuentan que fueron sus primeros habitantes, los léleges (Lélegues), los que la convirtieron en isla, y otros, los corintos.

Léucade es una isla montañosa con una vegetación muy espesa en las partes sur y oriental. Sus costas orientales, suaves y al abrigo de los vientos, están salpicadas de diminutos y verdes islas. Las más conocidas son Skpriós, Maduri y Sparti. Por el contrario, las costas occidentales son abruptas, aunque cuentan, sin embargo, co inmensas playas de arena dorada. La capital Léucade o Lefkas, blanco en griego antiguo, es una pequeña ciudad costera, apacible y pintoresca, construida en el fondo de un puerto natural, en la que llaman la atención las multicolores casas de tradicionales de madera. Es el centro de la buena red viaria que ayudará al viajero a recorrer toda la isla.

Antes de abandonar la ciudad, una visita recomendable es la del castillo de Santa maura, junto al canal, construido en el año 1300 por Juan Orsini. Siguiendo la costa oriental de la isla y pasando por pueblos construidos junto al mar entre una espesa vegetación, como Liyá y Nikiana, se llega a Nidri, uno de los lugares turísticos de Léfcade, donde, según el arqueólogo alemán Dorpfeld, se encuentra la Ítaka de Homero. Curiosidades de la zona son las ruinas de una población prehistórica y las tumbas circulares. El siguiente punto de interés es Poros con su preciosa playa de guijarros y Micrós Yalós. Por fin, Vasliliki es la población costera situada más al sur. Se puede nadar en la playa de arena del pueblo o dar un paseo en barca hasta Lefcata (Unos 30 kilómetros).

En Lefcata o “ Kavo Tis Kirás”, cabo de la Señora, el cabo más meridional de Léucade, se encontraba el santuario de Apolo Léucatas, conocido en todo el mundo antiguo. Se cuenta que la poetisa Safo encontró la muerte arrojándose desde las blancas rocas del promontorio desesperada al no poder conseguir el amor de Faón. El recorrido por la isla no puede darse por terminado sin una visita a Ayos Nikitas, tradicional y pintoresco pueblo de pescadores en las costas occidentales de Léucade con una hermosa playa de guijarros, y a Kariá, conocido por sus bordados tradicionales.

En las cercanías de Ayos Nikitas el viajero podrá refrescarse en las limipísimas aguas de una de las más hermosas playas de la isla. Desde Nidri se puede pasar en transbordador a Meganisi, la minúscula isla que se encuentra a 12 millas marinas al sureste de Léucade. Los historiadores afirman que Meganisi está habitada desde tiempos homéricos, Tiene tres pueblos, cuevas, hermosas playas y aguas cristalinas.

Cefalonia/Kefalonia

Islas del mar jónico

La mayor de las islas jónicas, dulce y salvaje, verde árida, con arenales y acantilados, destinada por la fortuna a ser la isla de los contrastes. Desde la fortaleza de Asis se divisan mar, luz y color. A la izquierda se extiende con todo su encanto el azul golfo de Mirtos, conocido por sus atardeceres y por su arena blanca. El viajero puede bañarse en sus limpias aguas transparentes de Poros o subir al monte Enos (1628 metros), cubierto con peculiar abeto cefalonio, único en el mundo. En Cefalonia el viajeros puede admirar también las cuevas de Melisani y Drogarati, ésta última conocida por sus raras estalatitas y estalagmitas. Única en su género, la laguna-fosa de Melisani: cuando los rayos del sol caen verticalmente sobre las aguas se producen colores fantasmagóricos. En la la comarca de Lasi, a 2.50 kms. De Argotili, se encuentran las famosas simas. Extraño fenómeno geológico :las aguas del mar penetran mar adentro y desaparecen en las profanidades de la tierra a través de diversas hendiduras. Los investigadores dicen que avanzan en dirección noreste y salen a la luez en el pueblote Karaómilos, frente a Sami.

De la vieja Argostoli, la hermosa capital de la isla destruida en los terremotos de 1.953, no se conserva hoy más que el puente, con sus arcos característicos, y, en medio de éste, el obelisco que recuerda el año de su construcción.

El viajero podrá visitar el museo arqueológico, el museo folclórico, la biblioteca Koruguialeni y por supuesto, bañarse en sus conocidas playas: Macris Talós y Platis yalós.

Lixuri, es la segunda capital de la isla. Lo más destacable de ella son sus mansiones nobles y las ruinas de la antigua Plae. En la comarca de Livazós, cerca del pueblo de Domata (Tomate), al sur de Argostiti, se encuentra entre verdes colinas, la iglesia de Panayá, la Santísima virgen, que tiene un iconostasio tallado en madera de gran calidad.

Cerca del pueblo de Peratata, está el monasterio de Ayos Andreas, con iconos muy valiosos. Al fondo, el castillo de Ayos Yeoryos “San Jorge”, construido en 1.504. En su interior hay una pequeña plaza en la que se encuentran las ruinas de la iglesia católica de Ayos Nikólaos. La vista desde la fortaleza es cautivadora, frente a ella se extiende una fértilllanura con sus pueblos. En el extremo sureste de la isla se encuentra Kateliós con sus playas de arena dorada y, muy cerca, Skala, donde los pinos llegan hasta el mar.

En esta zona fue descubierta una construcción de época romana, del siglo III, posiblemente residencia de un mercader de los tiempos de esplendor, con valiosos mosaicos bien conservados. Al noroeste de la isla, el visitante encontrará Poros, Sami, Aya Evfirmia con una playa de guijarros y un bonito puerto, y al final, Fiskardo, el puerto más septentrional de Cefalonia. Es un hermoso pueblo típico que se encuentra en una zona cubierta de pinos y cipreses enfrente y muy cerca de Ítaka (Ítaca)

Finalmente, en la costa occidental de la isla hallará Asos, pintoresco y pequeño pueblo con puerto natural. Está construido junto al istmo de la península del mismo nombre, conocida por la fortaleza levantada por los venecianos.

Gracias a la buena red de carreteras que cubre toda la isla, el viajero podrá visitar la Cefalonia de las aguas intensamente azules, los violentos precipicios, la tupida vegetación y pueblos pintorescos.

Ver También

10

Egina-Poros-Hydra

La isla de Egina es una de las islas de Grecia situada en medio del ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies