BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Últimas Noticias
Home / Programas Jordania / Información ciudades del destino
visita-jordania

Información ciudades del destino

Ahlan Wa Sahlan; BIENVENIDOS

Bienvenidos al Reino Hashemita de Jordania fundado por el Rey Abdullah I tras la Primera Guerra Mundial, un país joven pero con una intensa historia que se ha desarrollado hasta convertirse en una nación moderna que ha disfrutado de paz, estabilidad y un crecimiento económico en las últimas décadas. Junto al fértil y cambiante valle del Jordán el visitante encontrará vestigios que evocan diferentes períodos de la humanidad, una tierra de belleza cautivadora y contrastes. Los visitantes pueden explorar la ciudad nabatea de Petra excavada en la piedra hace unos 2000 años y declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, o explorar los cañones remotos del desierto junto a increíbles castillos, sumergirse en los arrecifes de coral del Mar Rojo, observar la imponente belleza del desierto de Wadi Rum, pero no hay nada como darse un baño en las relajantes aguas del Mar Muerto.

Ammán es una ciudad fascinante llena de contrastes donde se mezclan lo antiguo con lo moderno. Conocida en la historia como Rabbat-Ammon y en el período grecorromano como Filadelfia, es la capital del Reino Hachemita de Jordania y una de las ciudades más antiguas del mundo. Construida, estratégicamente, en un área de siete colinas entre el desierto y el fértil valle del Jordán, tiene una intensa vida comercial, artística y cultural. Sus edificios ultramodernos, hoteles, restaurantes, galerías de arte y boutiques, se mezclan con cafeterías tradicionales y talleres de artesanía. Hay vestigios del pasado por toda la ciudad.

Ammán tiene una vibrante vida nocturna, llena de eventos culturales y espectáculos árabes, una mezcla única de lo antiguo con lo moderno. Los habitantes de Ammán son multiculturales, bien educados y muy hospitalarios, dan la bienvenida a los visitantes y se ofrecen orgullosos a mostrarles su fascinante y vibrante ciudad.

Ammán es el punto perfecto para explorar Jordania en profundidad y los diversos paisajes que ofrece. Descanse en un café mientras juega una partida de backgammon o degusta los pasteles y aperitivos tradicionales. Pero ante todo, disfrute de la amistad del pueblo jordano, de su herencia cultural y de la belleza de su país.

Información de las ciudades que visitamos en Jordania

Castillos del desierto

Como si las maravillas de la naturaleza no fueran sufucientes, el desierto de Jordania posee antiguos castillos, fuertes, pabellones de caza y caravasares (posada para caravanas). Estas construcciones con diferentes elementos decorativos pertenecen a la primera mitad del s.VIII durante la época de los príncipes Omeyas. El castillo de Amraha sido declarado patrimonio mundial por la UNESCO. Sus muros y techos están recubiertos de bellos frescos y dos de sus salas están pavimentadas con mosaicos.

El fuerte de basalto de Azraq, utilizado desde la época romana, fue cuartel general de Lawrence de Arabia, durante la Revolución Árabe. Los castillos de El Halabat, El Jaranah, y de Mushatta merecen también una visita.

Los Cruzados

Para los viajeros fascinados por las leyendas y la historia de los Cruzados no puede faltar un segundo grupo de castillos. El pintoresco Camino de los Reyes, una ruta histórica que va desde Ammán a Aqaba está llena de ruinas, fortalezas y fuertes cruzados de los que los más importantes son Karak y Shawbak. Antes de llegar a Karak, atravesará Wadi Muyib, un cañón abrupto de 1000 metros. El fuerte es un sombrío laberinto de galerías abovedadas y de largos pasadizos. Lo mejor conservado son los subterráneos. Se accede a ellos a través de una puerta de seguridad. El castillo en sí es más imponente que hermoso y representa un buen ejemplo de construcción militar de la época de los Cruzados.

La distancia tomada para la construcción de estos fuertes era la de un día de camino entre fuerte y fuerte. Durante la noche se encendía un fuego sobre cada baluarte con el fin de informar a Jerusalem de que todo estaba en orden.

Uno de los ocupantes más famosos que vivió en el castillo fue Reianldo de Chatillon, conocido por sus traiciones y sus brutalidades. Cuando murió Balduino II, su hijo, un leproso de 13 años, luchaba por conseguir la paz junto con Saladino. El rey leproso murió sin descendencia y le sucedió Reinaldo, quien consiguió casarse con Estefanía, la acaudalada viuda del regente de Karak, que había sido asesinado. Rompió rápidamente la tregua con Saladino, que volvió para luchar contra él, con un inmenso ejército. Reinaldo y el Rey Guido de Jerusalem lideraron las fuerzas de los Cruzados y sufrieron una gran derrota. El ala oeste del castillo fue ampliada por los Ayubíes y los Mamelucos.

A menos de una hora de Petra, se encuentra el antiguo castillo de Shawbak, en otro tiempo llamado Montreal. Shobak data de la época turbulenta, citada anteriormente. Se encuentra en la cima de una colina, rodeado de árboles frutales. El exterior del castillo es impresionante con un puente levadizo y sus grandes muros.

A pesar de las construcciones tomadas por su constructor, la fortaleza fue tomada por Saladino 75 años después de su edificación. En los muros del castillo todavía se ven las inscripciones en piedra de sus sucesivos ocupantes.

Jerash es el segundo lugar turístico del país después de Petra. La antigua ciudad de Jerash es de notable interés debido a las sucesivas ocupaciones de diferentes pueblos, habitada desde hace más de 6500 años. Aquí, en los montes de Gilead, un lugar de abundante agua, se encuentran ruinas que datan de diferentes períodos: neolítico, griego, romano, bizantino y omeya. Sin embargo Jerash alcanzó su edad dorada con la llegada de los romanos y hoy se considera una de las ciudades romanas mejor conservadas de todo el mundo.

Oculta durante siglos en la arena antes de las excavaciones y restauraciones durante los últimos 70 años, jerash revela un perfecto ejemplo del gran urbanismo formal romano de provincias que se puede admirar en todo Oriente Próximo. Jerash formaba parte de la Decápolis, una dinámica red comercial de diez ciudades grecorromanas. Cuando el emperador Adriano visitó Jerash en el año 129 d.C., la ciudad ya era floreciente. Para honrar a su invitado se construyó un arco de triunfo, parte de un gran proyecto arquitectónico.

Hoy puede acceder a laas ruinas a través de cuatro imponentes puertas o caminar en dirección norte desde la plaza oval a lo largo del Cardo romano (de 600 metros de longitud). Jerash era una urbanización libre y edificios adornados con mármol y granito. La ingeniería estaba tan avanzada que hoy todavía se conservan grandes partes de la ciudad. Pavimentos y calles franqueadas por columnas, templos en las cumbres de las montañas, plazas públicas espaciosas, baños, fuentes y ciudades amuralladas atravesadas por torres y columnas. Tras esa apariencia grecorromana, la ciudad de Jerash también preserva una sutil mezcla de oriente y occidente.

Su arquitectura, religión e idiomas reflejan un proceso mediante el cual dos potentes culturas se mezclaron y convivieron: el mundo grecorromano de la cuenca del mediterráneo y las antiguas tradiciones del oriente árabe. La moderna ciudad de Jerash se encuentre al este de las ruinas. La antigua y la nueva ciudad están separadas únicamente por un muro, pero la cuidadosa conservación y planificación de la ciudad han hecho posible que la ciudad se desarrolle por sí misma fuera de ls ruinas.

El Festival de Jerash, que se celebra en julio, sumerge a la antigua ciudad en uno de los ventos culturales más espectaculares y vivos del mundo. En el festival se representan bailes folclóricos de grupos internacionales y locales, ballet, conciertos, representaciones teatrales, ópera y venta de artesanía tradicional: todo ello alumbrado por una luz artificial que crea un ambiente sugestivo alrededor del maravilloso marco de las ruinas de Jerash.

MADABA

Madaba se encuentra al sur de Ammán, en la ruta del “Antiguo Camino de los Reyes”, población de más de 5000 años de antigüedad. Es uno de los lugares más importantes de peregrinación. También llamada “la ciudad de los mosaicos”, es la primera del conjunto de ciudades históricas del Camino de los Reyes. Madaba ofrece infinidad de lugares para explorar, su principal atracción es un mosaico bizantino del s.VI que se encuentra situado en la iglesia greco-ortodoxa de San Jorge. Este brillante mosaico representa el mapa de Palestina con una interesante reproducción de Jerusalem además de otros lugares sagrados. En el mapa, que contenía dos millones de teselas, piezas de piedras de colores, y tenía unas dimensiones de 25 por 5 metros en su estado original Actualmente, se pueden contemplar practicamente en su totalidad los montes y valles, aldeas y ciudades hasta el delta del Nilo.

Además de esta obra maestra incomparable existen cientos de mosaicos que datan del s. VI y VII dispersos en las iglesias y casas de Madaba. Existe un fuerte compromiso de Jordania para la conservación y restauración de sus mosaicos y piezas únicas, el complejo formado por el parque arqueológico y museo de Madaba posee restos de algunas iglesias bizantinas, incluyendo los excepcionales mosaicos de la iglesia de la virgen y la sala de Hipólito, parte de una mansión del s. VI. Cerca del parque arqueológico encontramos la Escuela del Mosaico de Madaba, que funciona con el patrocinio del Ministerio de Turismo. Siendo el único proyecto de este tipo que existe en Oriente Próximo, la escuela forma a los artesanos en el arte de crear, reparar y restaurar los mosaicos.

MONTE NEBO

A diez minutos al oeste de Madaba se encuentra el lugar más venerado de Jordania: el Monte Nebo, donde se halla el monumento en memoria de Moisés que, según la tradición, murió y fue enterrado allí. En este lugar fue construida una pequeña iglesia cuadrada por los primeros romanos bizantinos en el siglo IV, que más tarde se amplió hasta construir un gran complejo arquitectónico para señalar el lugar en el que murió Moisés. Sesenta años de excavaciones han revelado una basílica y un gran claustro que forman parte de un monasterio. Desde la plataforma situada delante de la iglesia, observatorio natural desde lo alto de la colina, el visitante tendrá una magnífica vista del Valle del Jordán y el Mar Muerto, y en los días claros podrá divisar los tejados de Belén y Jerusalem.

Lugares de interés

Se han encontrado seis tumbas, de diferentes períodos, excavadas en las rocas situadas debajo del suelo del mosaico de la iglesia.

En el presbiterio actual se pueden observar restos de mosaicos; el más antiguo es un panel con una cruz trenzada. La serpiente enroscada en la cruz que se erige fuera del santuario es el símbolo de la serpiente de bronce que llevó a Moisés por el desierto y la cruz en la que Jesús fue crucificado.

La iglesia conmemorativa de Moisés en el monte Nebo tiene una gran cantidad de increíbles mosaicos.

El Mar Muerto posee una herencia espiritual e histórica propia. Se dice que este fue el lugar de emplazamiento de cinco ciudades bíblicas: Sodoma, Gomorra, Admah, Zebuin y Zoar. Su costa es hoy poco poblada y goza de una serena tranquilidad.Con un apisaje casi inalterado desde la antigüedad, es el lugar perfecto para disfrutar el día tomando el sol, bañándose o degustando la comida. Relájese en las calmadas aguas y sorpréndase porque ¡nunca se hundirá! Dése el placer de un masaje relajante o pruebe los conocidos poderes de las sales minerales del barro qie hay en el fondo del mar.

Petra

En Jordania abundan las riquezas arqueológicas, desde ruinas neolíticas hasta los castillos del desierto de los príncipes omeyas. Pero el mayor de los tesoros nacionales es la impresionante ciudad de Petra. Denominada a menudo la octava maravilla del mundo antiguo, Petra es, sin duda, el tesoro más preciado de Jordania y la atracción turística más importante. Construida en piedra rosada y rojiza, declarada actualmente patrimonio mundial por la UNESCO. Es una enorme ciudad excavada por completo en las rocas herencia de los nabateos, una tribu árabe muy laboriosa que se estableció en Jordania hace 2000 años. Desde este estratégico y oculto lugar controlaban las rutas de comerio de la antigua Arabia, cobrando impuestos de pago y protegiendo a las caravanas cargadas de especias y sedas de la India o marfil y pieles de África. Los nabateos convirtieron Petra en una importante ciudad de paso de las rutas de la seda, de lasa especias y otras que se enlazaban a China, India y el sureste de Arabia con Egipto, Siria, Grecia y Roma. El reino nabateo perduró durante siglos y Petra se convirtió en una ciudad muy admirada por su refinada cultura, arquitectura masiva y complejos e ingenioso diques y canales de agua. Sin embargo, finalmente, el emperador romano Trajanose anexionó el reino y muchos otros soberanos le siguieron. En el siglo XIV, Petra era totalmente desconocida para el mundo occidental y así permaneció durante casi 300 años, hasta 1812, en que la ciudad fue descubierta por el explorador suizo, Johann Lewis Burckhardlt, que persuadió a su guía para que le acompañase a la ciudad perdida. En las notas y corquis que tomó en secreto escribió: “Parece muy probable que las ruinas de Wadi Musa sean las de la antigua Petra”.

El atractivo de Petra se debe a su espectacular enclave en el fondo de una profunda garganta del desierto. Desde la entrada principal se desciende por un desfiladero (es-siq) abierto en la roca a causa de un terremoto prehistórico. En el trayecto, a lo largo de paredes rocosas de 200 metros de altura, pasará al lado de inscripciones en lenguas antiguas y cámaras excavadas en la roca. El monumento m´ás famoso de Petra es el Tesoro (el –Jazneh), imponente presencia que se revela al final del siq. Esta altísima fachada de piedra, usada en las Últimas secuencias de la película “Indiana Jones” y “La Última Cruzada”, es solo el primero de los secretos de Petra. En los diversos recorridos por la ciudad se nos revelan cientos de monumentos, fachadas, tumbas, termas, templos, además de magníficos frescos y bajorrelieves, suficientes para una estancia de varios días. El visitante encontrará un teatro capaz de albergar a 3000 espectadores que data del s. I. Una sencilla capilla en la cima de la montaña en memoria de Aarón, el hermano de Moisés, fue construida en el s. XIII por el sultán mameluco. Se recomienda subir la cima del monte Aarón (Jabal Haroun) , en la sierra de Sharah, en el s.XIII un sultán mameluco construyó un modesto santuario que conmemora la muerte de Aarón, hermano de Moisés. Estas vistas se pueden ver en todo su esplendor muy temprano por la mañana o a última hora de la tarde, cuando el sol otorga a las piedras multicolor unos tonos cálidos y se puede visualizar la majestuosidad de Petra, como lo hizo Burckhardt en 1812. Cuando él hizo su viaje hasta ella era largo y difícil. Actualmente puede llegar a este inolvidable destino sólo en unas horas desde Ammán. Otra forma de admirar Petra y de experimentar la cultura beduina de la región es asistir al espectáculo nocturno de Petra, tras la caída del sol, la luz de las 1800 velas que lo alumbran le dejará realmente anonadado, vivirá una experiencia inolvidable. Pasee por el Siq hasta llegar a Khazneh siguiendo un camino iluminado por velas y disfurte de la evocadora música de los beduinos en el Tesoro.

Una visita de un día es lo mínimo, pero incluso una estancia de una semana no lo permitirá descubrir todos los lugares de interés. La mejor hora para visitar Petra

Puede montar a caballo hasta la entrada del siq (alrededor de 1 km) y una vez dentro de la ciudad montar en burro o, para los más aventureros, un camello es más fácil y cómodo de lo que se imagina. Los carruajes están a disposición de los niños, personas mayores y minusválidos.

No olvide descansar de vez en cuando, ya que Petra es enorme y le aguardan subidas empinadas. Otro de los lugares que no puede olvidar es el Museo Arqueológico de Petra, donde hay una gran variedad de hallazgos descubiertos en la zona.

Wadi rum

“Enorme, resonante, divino” son palabras que T.E. Lawrance de Arabia utilizó para desribir Wadi Rum. El paisaje desértico de Jordania más extenso y magnífico. Es un lugar estupendo, en el que parece que el tiempo se ha detenido, está casi intacto. Un laberinto de paisajes de rocas monolíticas se erige desde el suelo del desierto hasta los 1750 metros de altura, creando un reto natural para los escaladdores experimentados.

Los excursionistas pueden disfrutar de la tranquilidad de los espacios vacíos y sin límites, explorar los cañones y los depósitos de agua y descubrir los dibujos de las piedras que datan de 4000 años atrás, además de otros espectaculares tesoros que posee este impresionante desierto. También conocido como “El valle de la luna”, este es el lugar en el que el príncipe Faisal Bin Hussein y T.E. Lawrence establecieron su sede durante la Revolución Árabe contra los otomanos en la Primera Guerra Mundial; sus hazañas están íntimamente ligadas a la historia de este impresionante lugar.

Wadi Rum, presenta la imagen clásica de un desierto de arena, con montañas de piedra que se erigen sobre el suelo del valle. Se alzan sobre un pequeño poblado beduino en el que está situado el fuerte de la policía del desierto (en la ctualidad, Badiya o estación de policía del desierto). Deben visitar el puente de piedra de Burdah, el más alto en Wadi Rum, a través de los Siete pilares de la sabiduría y muchos otros lugares interesantes.

Dana, Jordania

A solo 40 kilómetros de Petra o 185 kilómetros desde Amman, Dana nos ofrece la mayor reserva natural de todo Jordania en un valle único en todo el país con más de 320 kilómetros cuadrados de extensión. Aquí están presentes de forma natural todos los climas de Oriente medio con más de 700 especies de plantas, más de 200 aves y 38 mamíferos.

Antigua localidad otomanas y parte del gran Rift que con semejante escenario y su diversidad biológica y grandes paisajes, se convierte en lugar para amantes de la naturaleza, bellos paisajes y sitio donde se puede practicar trekking, rutas de senderísmo, escalada en la roca y observar y escuchar de cerca de muchos pájaros y aves (Birdwatching).

La época más recomendable para visitar Dana es sin duda todo el año excepto los meses de julio y agosto.

AQABA

Ha llegado el momento de refrescarse en la bahía de Aqaba después de su recorrido por el desierto rosa del norte. Galardonada como la ventana al mar de Jordania, sus playas de arena fina y sus arrecifes de coral son las más remotos del Mar Rojo y los jordanos las preservan con adecuados planes de conservación. Dispone de varios hoteles de primera categoría y numerosas tiendas y restaurantes. Aqaba es un lugar placentero para aquellos turistas que prefieren la tranquilidad y el relaz durante el día más que la vida nocturna.

El mar añil y profundo de la costa de Aqaba pone a nuestro alcance un caleidoscopio de vida submarina.

Para descubrir el fondo submarino puede ponerse en marcha desde una playa cercana privada o nadar un poco hasta alcanzar los arrecifes. Los arrecifes de Aqaba son puros y florecientes., adornados con una gran variedad de colores y peces. Las especies más comunes son las ramificaciones de cora, hongos, montíporas y extrañas archelias, un especimen negro muy raro con forma de árbol que se encuentra a grandes profundidades entre los arrecifes puede ver peces payaso, peces tigre de Picasso, gobies, anémonsas marinas, peces loro, peces trompeta y otros muchos. Dos de las más fascinantes especies son: el inofensivo tiburón ballena, que se alimenta de plancton, y el dócil barbo, casi invisible en la flora marina.

Aqaba cuenta con excelentes clubes de submarinismo que organizan inmersiones tanto de día como de noche además del Royal Diving Center (Centro Real de Submarinismo).

También puede practicar otros deportes acuáticos como: snorkelling, pesca y navegación o paseos en barco con fondo de cristal para los que prefieren admirar el mundo submarino sin sumergirse.

No olvide visitar el Fuerte mameluco al final del paseo marítimo y el Castillo Saladino, enemigo de Ricardo Corazón de León y de Reinaldo de Chatillon. Éste último se encuentra en una isla en medio del Golfo. En este siglo, tropas árabes acompañadas por Lawrence de Arabia se apoderaron del puerto, entonces bajo dominio otomano; ésta fue una de las victorias más importantes de la Revolución árabe.

Aqaba goza de un clima suave nueve meses al año. El verano es caluroso, pero puede adaptar sus actividades al clima, descansando a mediodía y aprovechando el fresco de la tarde.

Algunas de las iglesias más antiguas del mundo han sido descubiertas recientemente en Jordania. Se cree que los restos de un edificio construido con ladrillos de lodo pueden pertenecer a la iglesia construida más antigua del mundo. Esta iglesia de Aqaba data de finales del siglo III o principios del siglo IV d.C.

Lugares de interés

  • Centro de Investigaciones Marinas
  • Museo Arqueológico de Aqaba
  • Estación de ciencias marinas de Aqaba
  • Observatorio de aves de Aqaba
  • Fuerte mameluco
  • Museo de antigüedades de Aqaba

 

 

 

Ver También

Mapa Jordania

VISITAS, EXCURSIONES Y TRASLADOS EN JORDANIA 2018 TRANSPORTE EN PRIVADO

Entradas no incluidas. Ver precios de las entradas y guía acompañante VISITAS Y TRASLADOS 2018 ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies