BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Últimas Noticias
Home / Programas Islas Griegas / Rodas (Islas Dodecaneso)
PI73152-hr

Rodas (Islas Dodecaneso)

La isla de Rodas, cerca de la costa de Asia Menor, es la capital del Dodecaneso y está considerada hoy en día una de las islas más cosmopolitas del Mediterráneo. Isla fértil con una vegetación variada, es la más grande de las islas del Dodecaneso y constituye un importante polo de atracción gracias a su posición geográfica, a la suavidad de su clima, a la calidad de sus playas, a su belleza natural, a su animada vida nocturna y a su cuidada infraestructura turística.
Su extensión es de 1400 km cuadrados y sus habitantes llegan a los 150.000, de los cuales 45.000 residen en la capital. Está comunicada por avión desde Atenas, con las islas de Creta, Míconos, Cos, Leros, Cárpazos, Casos y con muchas capitales europeas a través de vuelos charters, y por barco, con el puerto del Pireo, Siros, Milos, Santorini (Cícladas), Heraclio y Sitia (Creta), con las ciudades de Salónica y Alexandrúpolis, con las islas de Grecia Meridional, Lesvos, Samos, Icaría, Limnos, Jíos (Chios-Quis) y con todas las islas del Dodecaneso.
Es conocida como la ciudad del Sol y su nombre surgió cuando el dios Sol (apolo) se enamoró de la ninfa Rodas y decidió darle este nombre a la isla.
Historia

Hacia finales de la Edad del Bronce (1550-1100 a. C.) la influencia minoica en Rodas es patente. En 1100 a. C. se produce la llegada de los dorios, que contribuyen al desarrollo de algunas ciudades de la isla como Lindos y Cámiros. Aprovechando el lugar privilegiado que Rodas tiene en el mapa como encrucijada entre Oriente y Occidente, los dorios favorecen el comercio y desarrollan rutas comerciales que comunican los cuatro puntos cardinales, especialmente con Egipto y con la Grecia continental.

Durante todo el siglo IV y III a. C., Rodas juega un papel bastante indeciso desde el punto de vista diplomático. Hacia 480 a. C. la encontramos aliada de los persas contra los griegos para girar posteriormente alrededor de la órbita de la Liga de Atenas. Años más tarde se pondrá del lado de Esparta contra Atenas para en 411 a. C. inclinarse nuevamente del lado de Atenas contra Esparta. Este juego de alianzas se refleja también en su estructura política con la alternancia de un modelo político oligárquico de tipo espartano y un pradigma democrático a la ateniense. Esta ambivalencia será la causa de no pocas tensiones políticas internas a lo largo de toda la primera mitad del siglo IV a. C.

Durante el Período helenístico, Rodas permanece al lado de Alejandro Magno hasta su muerte. Pero en 323 a. C., Antígono, un personaje próximo a Alejandro Magno, solicita la ayuda de Rodas para deponer al rey de Egipto. Pero como Rodas mantiene relaciones comerciales sustanciosas con Egipto, rechaza la petición realizada. Antígono enviará a su hijo, Demetrio Poliorcetes, que asediará la isla durante un año (305-304 a. C.). El asedio fracasa completamente y el conflicto se resolverá pacíficamente tras la mediación de algunas polis griegas.

Los años posteriores serán provechosos gracias a la actividad comercial de la isla. La ciudad de Rodas llegará a tener hasta 60.000 habitantes y se construirán en ella numerosos teatros, estatuas y templos. En 297 a. C. Roma anexiona Rodas.

Tras la caída del Imperio romano, la isla estará dominada o influenciada por el Imperio bizantino, Venecia y Génova. Su posición geográfica entre occidente y Tierra Santa la convertirá en un lugar privilegiado y muy visitado durante las Cruzadas.

En 1309, los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén se establecen en Rodas tras haber sido expulsados de San Juan de Acre y de Chipre. Durante este período y hasta finales del siglo XV la isla ve el desarrollo de una arquitectura gótica sin parangón, con ejemplos como los castillos de Cámiros y Monolithos y las murallas de Lindos.

En 1522 Solimán el Magnífico conquista Rodas, los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén abandonan la isla para establecerse en Italia y después en Malta. El período otomano durará hasta 1912, año en que Rodas pasa a manos italianas hasta1943. De 1943 hasta 1945 los alemanes ocupan la isla, para ser nuevamente arrebatada por los ingleses, que ejercerán la administración hasta 1947 en que se integra a Grecia.

Un recorrido por la ciudad:
Rodas capital es una ciudad señorial y un importante puerto mediterráneo. Se compone de dos partes, la ciudad amurallada, construida por los Caballeros, y la ciudad moderna. Dentro de la ciudad amurallada está la ciudad medieval en un lado y el casco antiguo, en el otro lado.
En la ciudad medieval merece la pena visitar:
El palacio del gran maestre, construido por los Caballeros de la Orden de San Juan, totalmente reconstruido por os italianos y con una decoración interior con muebles de los siglos XVI, XVII y XVII, procedentes de diferentes mansiones de países europeos. Son maravillosos los mosaicosde diferentes épocas, griega, romana, cristiana, que decoran el suelo de las salas del palacio.
La avenida de los Caballeros de San Juan, tiene siete albergues de diferentes emplazamientos europeos (Francia, Provenza, Auberne, Inglaterra, Alemania, Italia y España). Les unían dos cosas, la religión, católica, y el idioma, el latín. La Casa de España o Albergue de la Lengua de España está situado en la calle de los Caballeros, la principal en la ciudad medieval, y es el más grande de esta calle. Se trata de un edificio del soglo XV, de varias plantas irregulares y unos 600 metros cuadrados por planta. Tiene una fachada a la calle de 50 metros y varios puntos de entrada, y ventanas blasonadas de estilo gótico tardío, y varias dependencias.
El museo arqueológico se encuentra en el antiguo hospital de las Caballeros, donde está la famosa estatua de la “Afrodita de Rodas”.
En el casco antiguo es recomendable visitar la mezquitade Suleiman el magnífico, que se encuentra casi enfrente de palacio de Gran Maestre. Tras la visita sugerimos callejear por el casco antiguo, en el que encontrará un sinfín de tiendas y tildecitas con productos artesanales de gran interés.
Saliendo de la ciudad amurallada es interesante dar una velta por el paseo marítimo, que está salpicado de edificios municipales, construidos por los italianos a principios de los siglos XX, así como por el pequeño puerto en el que se encuentran dos columnas donde estaba el Coloso de Rodas, una de las siete maravillas de la Antigüedad. En la actualidad, sobre las dos columnas hay sendos ciervos. El Coloso era una estatua gigantesca, de 31 metros de altura, hecha de bronce, que representaba al dios Sol. Llevaba en la mano una antorcha y por debajo de él entraban los barcos en los barcos en el puerto. La estatua se construyó en el siglo III a. C. y permaneció en pie sólo sesenta y cinco años. Se derrumbó a causa de un terremoto y una buena parte cayó al mar.
Otro lugar interesante es la antigua acrópolis que se encuentra en el monte Smith. El nombre se lo dio un almirante británico, que se había instalado en este monte para vigilar a las tropas de Napoleón Bonaparte en su camino a Egipto. En la acrópolis se pueden ver restos del templo del dios Apolo, del siglo III A. C. y el estadio de la misma época.
A 57 km, dirección sur, se encuentra la acrópolis de Lindos. Subiendo hacia la acrópolis y la panorámica del pueblo es incomparable ya que tiene una belleza excepcional. Dentro de la acrópolis está el templo de Atenea Lindia. Sus callejuelas son estrechas y totalmente laberínticas, y es que fueron construidas así, intencionadamente, para que, cuando los piratas atacaban, se perdieran en las callejuelas del pueblo y así no pudieron alcanzar a los autóctonos. Todos los caminos están cubiertos de trabajados guijarros de colores y diseños diferentes.

Historia antigua de Rodas (Rhodes):
Hacia finales de la Edad del Bronce (1550-1100 a. C.) la influencia minoica en Rodas es patente. En 1100 a. C. se produce la llegada de los dorios, que contribuyen al desarrollo de algunas ciudades de la isla como Lindos y Cámiros. Aprovechando el lugar privilegiado que Rodas tiene en el mapa como encrucijada entre Oriente y Occidente, los dorios favorecen el comercio y desarrollan rutas comerciales que comunican los cuatro puntos cardinales, especialmente con Egipto y con la Grecia continental.
Durante todo el siglo IV y III a. C., Rodas juega un papel bastante indeciso desde el punto de vista diplomático. Hacia 480 a. C. la encontramos aliada de los persas contra los griegos para girar posteriormente alrededor de la órbita de la Liga de Atenas. Años más tarde se pondrá del lado de Esparta contra Atenas para en 411 a. C. inclinarse nuevamente del lado de Atenas contra Esparta. Este juego de alianzas se refleja también en su estructura política con la alternancia de un modelo político oligárquico de tipo espartano y un pradigma democrático a la ateniense. Esta ambivalencia será la causa de no pocas tensiones políticas internas a lo largo de toda la primera mitad del siglo IV a. C.
Durante el Período helenístico, Rodas permanece al lado de Alejandro Magno hasta su muerte. Pero en 323 a. C., Antígono, un personaje próximo a Alejandro Magno, solicita la ayuda de Rodas para deponer al rey de Egipto. Pero como Rodas mantiene relaciones comerciales sustanciosas con Egipto, rechaza la petición realizada. Antígono enviará a su hijo, Demetrio Poliorcetes, que asediará la isla durante un año (305-304 a. C.). El asedio fracasa completamente y el conflicto se resolverá pacíficamente tras la mediación de algunas polis griegas.
Los años posteriores serán provechosos gracias a la actividad comercial de la isla. La ciudad de Rodas llegará a tener hasta 60.000 habitantes y se construirán en ella numerosos teatros, estatuas y templos. En 297 a. C.Roma anexiona Rodas.
Tras la caída del Imperio romano, la isla estará dominada o influenciada por el Imperio bizantino, Venecia y Génova. Su posición geográfica entre occidente y Tierra Santa la convertirá en un lugar privilegiado y muy visitado durante las Cruzadas.
En 1309, los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén se establecen en Rodas tras haber sido expulsados de San Juan de Acre y de Chipre. Durante este período y hasta finales del siglo XV la isla ve el desarrollo de una arquitectura gótica sin parangón, con ejemplos como los castillos de Cámiros y Monolithos y las murallas de Lindos.
En 1522Solimán el Magnífico conquista Rodas, los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén abandonan la isla para establecerse en Italia y después en Malta. El período otomano durará hasta 1912, año en que Rodas pasa a manos italianas hasta 1943. De 1943 hasta 1945 los alemanes ocupan la isla, para ser nuevamente arrebatada por los ingleses, que ejercerán la administración hasta 1947 en que se integra a Grecia.

Ver También

10

Egina-Poros-Hydra

La isla de Egina es una de las islas de Grecia situada en medio del ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies